sábado, 18 de enero de 2020

Empleos públicos



Mi reptil manera
de apreciar el contorno,
el perfil y la sombra
en esta vida que pasa ligera
con destino a la muerte.

Los cotidianos pasos
alumbran ese territorio
parejo repetidos
con días que claman a la noche.

El juicio, la razón, las entendederas 
no acompañan para percibir
el girar de una existencia
que chapotea en el pantano
del olvido
junto a esas gordas ranas
que croan con intermitencia eterna
la sombra de lo pasajero,
haciendo sonar el viejo himno
de la intrascendente vida humana
y su reguero de desperdicios...

AOC © 2020
gráfica:Gustave Baumann // Pat Perry highline




sábado, 11 de enero de 2020

Y hacia arriba... el cielo...



Como no maravillarse
con aquellos que con lineas hacen masa,
o de los que con las llanuras tallan cuerpos desplegados
y algunos otros a los que les gusta recordar
que Afrodita nació de las espumas de las olas
y se encantan con las efímeras formas,
con esa energía volumétrica
que dibujan las aguas,
en esas figuras abandonadas
en la infinita lejanía de un pantano.

Asombrarse con la gran dialéctica 
de los mares,
preparar los ojos para el infinito
y la tormenta,
para esas pequeñas y cercanas luchas
con olas que mueren en los pies
dejando en su estela
el grabado de su fuerza.

AOC © 2019
Gráfica: Remedios Varo // la mano de Fatima o el Jamsa


sábado, 4 de enero de 2020

Balanzas de silencio




Mediante el germen renace,
mediante la razón permanece
como quien contiene todo un infierno,
y en su chispa de fuego
es donde las imágenes tienen razón,
salen como flores de luciérnagas
que vuelan por encima de los campos
llamando a las fuerzas de la naturaleza
a salir de la tierra,
a vencer el caos
solo para fijar el sol
y aprender a mirarlo de frente,
saber mirar
para descubrir las fuerzas destinales
y conspirantes,
una nueva dinámica 
de despertar
que una las cosas y la vida...

AOC. © . 2019
Gráfica: Alexa Meade // Henn Kim


domingo, 10 de marzo de 2019

En el mismo cielo



En un punto frágil
se asientan los quehaceres,
los objetos y sus consecuencias
con sus espacios cotidianos,
el mueble con sus ollas,
las murallas con sus cuadros,
mientras nosotros, iluminados,
contamos al mundo
el gran vaivén ágil de la vida.

Los años
con su tiempo y sus horas
se llevan no se qué
de nuestros estáticos mundos,
de nuestros religiosos actos de supervivencia,
de esa repetida realidad.

Y cuando uno mira,
que ve?, que mira?
un haz de inexistencia?
o la serenidad absoluta
de un cilindro?

Texto: Antonia Obiol y Corcoll (2019)
Gráfica: Remedios Varo Uranga - Rana Balca Ülker


domingo, 3 de marzo de 2019

De ahí soy



Los no sé
persiguen todas las respuestas,
se salen de la ruta
y quedan varadas
con esa cara 
que los acompaña,
como fruta madura
de un árbol 
que nadie conoce.

Y el viento
violentamente nos inunda de años
para dejarnos a merced
de todas esas pequeñeces
que ocultamos
cuando los tiempos eran mejores.

Texto: Antonia Obiol y Corcoll (2019)
Gráfica: Laksmita Indira - Dolores O'Riordan /
Paco Pomet



domingo, 24 de febrero de 2019

Amatista



Nunca lo fácil
ha sido simple,
que alguien consuma
las cosas concluidas
es fácil de reconocer
y simple de observar.

Lo que no se habla,
cala hondo,
no por existir en la oscuridad,
sino por que no se hace verbo.

La dura materia suele ser oscura,
dura, opaca...
nada vemos en su interior,
de ahi el simbolismo del cristal
... lo transparente
solo para purificar lo sólido...

Texto: Antonia Obiol y Corcoll - 
gráfica: Antonio Javier Caparo / Filip Hodas


domingo, 17 de febrero de 2019

Gotas diarias



Ya no hay nada de luz
en la luz,
solo un sentimiento callado
tras el sol que se esconde.

Algunos
que viajan por el mismo cielo
vienen a mirar
ese repetido acto
que se lleva el tiempo
tras el horizonte
marcando con luz y sombra
el goteo de los dias
que se precipitan
en el acantilado
de ese mundo plano de la antigüedad,
con esa fuerza repetida
de lo que llega y se va...


Texto: Antonia Obiol y Corcoll (2019)
Gráfica: Nicolas Delort - Vsevolod Shvayba


domingo, 4 de noviembre de 2018

Aceptando el abismo



Alguna vez
lo cotidiano fue cuotidiano,
arrastrando esa cuota diaria
de amores tristes
y lamparas despavoridas
que iluminaban los angulos
del otro día.

En alguna parte está guardado
lo que soy
y no se lo que soy.

Cuando algo ha terminado
nada tiene medida,
en el fondo del tiempo,
en alguna parte,
se tiene que construir
eso que vine a ser.

Y que es lo que se busca?
lo que no tiene luz propia,
un recuerdo, 
la memoria de algo semejante,
parecido al padre, a la madre,
a lo ya vivido, a lo fantaseado,
a lo que otros van sembrando
para que yo crea que me pertenece.

AOC.2018
Gráfica: Beth Moon // Paweljonca


domingo, 28 de octubre de 2018

Anacoluto



Nada es totalmente revelado,
pero todo está dicho,
la hora deja de sonar
en ese espacio sin límites
que sigue el camino
de profunda intimidad.

Hoy ya es mañana
en una carrera lineal
hacia el olvido,
y en este aire irreal
lo distante
le hace señas
a lo lejano.

Persiguiendo ese vocablo
que se coloca en nuestro aliento
que trae el eco
de las cámaras secretas,
que reinan sobre el silencio.
Una palabra
que me enseñe a respirar
con el aire del horizonte,
donde el viento
es el gran transeúnte,
vasto, invencible y vano.

AOC. 2018
Gráfica: Erika Kuhn // Yuri Zalevsky


domingo, 21 de octubre de 2018

Precipitaciones



Enrollada
a ese viento
que antecede a la nada,
que no se cansa
de ser mil veces escuchado
en conversaciones liquidas
obsesionadas de peces,
miles de ellos.

Imposible
aclarar las sombras
pero si apaciguar las turbulencias
que permitan ver el paisaje sinuoso,
sospechando apenas
cual es el punto exacto
donde la membrana se levanta
y separa al sueño del soñador.

El círculo
irremediable gira
entre ficción y no ficción
que en un acto espontáneo se funde
en la profundidad 
de una noche,
esa que vira a negro
y permite
que el sueño se haga realidad.


AOC.2018
Gráfica: Pride Niasha // Paul Heston