lunes, 3 de diciembre de 2012

Murmuraciones y huellas







Ya no hay más esperanza
que el olvido,
como una máscara de nube;
mi cuerpo contenía tus brazos
en una huella antigua
tejida en helechos de memoria,
justo al lado de la flor de la distancia.

Absorbida por mi sombra
como signo de un tiempo muerto,
en un grito sin eco
donde solo la noche
calca mi imagen.

Y tus pasos avanzan,
sin dejar rastro
hacia una luz
que es mi infierno,
muda
planeo sobre el abismo,
en tus manos caprichosas
me estremezco y me marchito,
sonámbula de mar,
opaca de luna.

A.O.©. 2012




Gráfica: Zhaomig Wu // Yuri Yarosh // Stanislav Sugintas

2 comentarios:

Ernesto Paz León dijo...

Antonia, no tendría que decir algo que ya sabes de sobra, que eres una excelente poeta o poetisa, como te guste más, pero lo digo: eres excelente. No sólo eso, sino que además tu blog me ha inspirado a abrir el mío. Saludos y gracias por ser una inspiración para quienes amamos la poesía, en este solitario quehacer de la palabra. Ernesto Paz León

antonia obiol y corcoll dijo...

Ernesto, agradezco profundamente tus palabras, espero estar a la altura de ellas.

Cordiales Saludos
Antonia Obiol