miércoles, 2 de junio de 2010

Mi adorable chanta




En general,
no son muy distintos,
físicamente
no se destacan,
inteligencia promedio,
ningún signo relevante.
Pero ahí están,
yo los veo,
yo los detecto
con mi busca-caminos,
en un universo de cien
veo su luz,
es mi hombre:
EL CHANTA,
el que anula,
el que todo me quita,
un maestro en el saber
y la indiferencia;
esa es mi especialidad.

Gusto de aquellos
incapaces de amar,
con el ego como ombligo,
maestros en el fingir,
escapistas,
obtusos
y egoístas.

Por alguna falta genética
siempre estoy en esa rueda,
no es falta de información,
tampoco una forma de ceguera
es simple y llanamente
falta de oxigeno en el cerebro
y exceso de latidos en el corazón...

A.O.C. 2010

6 comentarios:

mária dijo...

Me encantó. Sufro de lo mismo, pero ahora ya se que es falta de oxígeno en el cerebro y excesos de latidos del corazón. No se si tendrá cura o moriré asi.
Un abrazo y gracias por tu consejo con mis duendecillos.

antonia obiol y corcoll dijo...

Lo peor es la mezcla, la falta de oxigeno y el exceso de latidos puede llevarnos por caminos dificiles...

Suerte. un abrazo.

CLAUDIO DAMASCENO dijo...

Maravilhosos desenhos!!!

Parabéns!

www.casdamasceno.blogspot.com

antonia obiol y corcoll dijo...

Gracias Claudio...

Cordiales saludos

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Si Antonia,tienes razón, es ésta una mezcla que siempre va acompañada de lágrimas...la esperanza es que ojalá de ellas broten bellas flores en nuestro camino.

Precioso!!

Gracias. Un beso grande
tati

antonia obiol y corcoll dijo...

Gracias Tati, las flores siempre encuentran el equilibrio para salir al sol... en el norte de chile existe un cada cierto tiempo un fenomeno llamado el desierto florido, es hermoso y fragil como el alma...

Un beso grande y gracias...