domingo, 1 de enero de 2017

Toronjil cuyano




Temes, siempre temes,
como sombra de agua,
sólo pequeñas olas
escapan de ese mar inmenso
que resulta ser tu alma.

Un día sin nombre,
en un mundo reducido
 a sueños crueles,
a elementos dispares,
a barro mental
y a un corazón 
de canales sangrientos
apenas navegable.

Ese reflejo pobre
de aguas negras
en tu vida de turista,
que nada busca
y nada obtiene,
sólo esa angustia líquida
que se pierde para siempre
en hilos muertos de aire.

➽ AOC © 2017 ➽

Gráfica: Xuan loc Xuan // Ira Tsantekidou - dreams // Harriet Lee Merrion