domingo, 8 de enero de 2017

Todos los márgenes, el fuego




Todas las sombras
se abren a la izquierda,
en un pastizal de pestañas
y apuntan usando un espejo
a una infantería diezmada
a orillas del averno,
y su bestiario de vientos
acostumbrado a seguir
la huella minúscula
de una oruga.

Un ángel en la mirilla
de la puerta
tiene en la cabeza
algo más que un alfabeto morse,
sus eléctricos epitelios son guardianes
de los perdidos rayos de sol
en inviernos crueles.

Una pequeña develación
de lo oscuro
y sus pequeñas angustias,
esas que viajan 
de imagen en imagen,
para perderse
en el fondo
de tu pétrea
pupila gris,
inalterable y cruel.

➽ AOC. © 2017 ➽

Gráfica: Anna y Elena Balbusso // Francois Fressinier // Leigh Viner