domingo, 5 de febrero de 2017

Para después





La realidad
se desintegra
y se construye en otra,
una espiral
de totalidad y de formas,
ríos de eclipses,
lineas que se rompen
en el fondo,
en el centro
de ese punto.
Fugas transparentes y
despiadadas,
que se disgregan a su amaño.

La total disolución de lo cotidiano
hundido por siempre
en las profundidades
de mis barros mentales,
orquestando los ritos
de mi abismo,
descritos por esa escritura invisible
que asciende
de los húmedos dedos marinos
aparentando lluvias,
con los ojos
sentados en el vacío.

AOC.©.2017

Gráfica: Leigh Viner // Petra Dufkova // Romina Lerda